Biografías de hombres de Dios: Jonathan Edwards

Jonatán Edwards: Teólogo del Avivamiento

Por Erroll Hulse

Traducido por Lasaro Flores

Edwards era un puritano en la teología y la práctica. Él no sólo estaba completamente de acuerdo con los puritanos en su teología Reforma de la salvación pero compartía el énfasis de ellos en la centralidad de la cristiandad práctica y de experiencia. La mente brillante y agudeza exegética reparable de Edwards lo equipaba para la tarea de describir y defender los avivamientos.

En total, Edwards escribió cinco tratados sobre el avivamiento. El primero fue Una Narrativa de Conversiones Sorprendentes, que describe el avivamiento en Northampton en 1735 en el cuál trescientas almas fueron añadidas a la iglesia. El segundo fue Los Pensamientos sobre el Avivamiento en Nueva Inglaterra (1740); el tercero, Las Marcas Distintas de una Obra del Espíritu de Dios (1741); el cuarto, Una Historia de la Obra de Redención (1744) y el quinto, el cual fue su trabajo más profundo y más completo, Los Afectos Religiosos (1746).

A estos tratados, debemos de agregar la biografía de Brainerd porque se describe un avivamiento entre los indios. En este trabajo Edwards acentuó la gracia soberana de Dios, ya que, hablando humanamente, allí no se veía ninguna esperanza de todo para que el evangelio penetrara las tinieblas y la enemistad que se agarraba de los indios en el vicio de Satanás.  

Jim Packer, en un papel dado en la Conferencia Puritana en Londres en 1961, resumió útilmente la enseñanza de Edwards sobre el avivamiento bajo tres cabezas, que, con unos pocos comentarios principales de explicación, son manifestados en los párrafos siguientes.

 1. El avivamiento es una obra extraordinario de Dios el Espíritu Santo que vigoriza y propaga la piedad cristiana en una comunidad. El avivamiento es una obra extraordinario porque marca la reversión brusca de una tendencia y el estado establecidos de cosas entre los que profesan ser el pueblo de Dios. En imaginar a Dios reviviendo Su Iglesia es de presuponer que la Iglesia ha crecido previamente moribunda y se ha dormido.

2. Los avivamientos tienen un lugar central en los propósitos revelados de Dios. “El fin de Dios en crear el mundo,” declaró Edwards, “fue para preparar un reino para Su Hijo (porque Él fue designado el heredero del mundo).” Este fin es de ser realizado de primero por Cristo cumpliendo la redención en el Calvario, y luego por los triunfos de Su reino. Así, según Edwards, “Todas las dispensaciones de la providencia de Dios de hoy en adelante (desde la ascensión de Cristo), aún hasta la consumación final de todas las cosas, son para dar a Cristo Su recompensa, y cumplir Su fin en lo que Él hizo y sufrió en la tierra”.

Un dominio universal es prometido a Cristo, y en el ínterin, antes de la consumación final, el Padre aplica esta promesa en parte por efusiones sucesivas del Espíritu. Por lo tanto, los avivamientos demuestran la realidad del reino de Cristo a un mundo escéptico y sirve para extender sus límites entre los enemigos de Cristo.

3. Los avivamientos son los más gloriosos de todas las obras de Dios en el mundo. Edwards insistió en esto para avergonzar a los que no profesaron interés en el despertamiento divino que había venido a Nueva Inglaterra. Él creía que ellos insinuaban por su actitud que la mente del cristiano más podría ser ocupada provechosamente con otros asuntos:

Tal obra es, en su naturaleza y clase, la más gloriosa de cualquier obra de Dios cualesquiera. Es la obra de la redención (el gran fin de todas las otras obras de Dios, y de la cual la obra de la creación fue pero una sombra). Es la obra de la nueva creación, que es infinitamente más gloriosa que el viejo. Soy intrépido para decir que la obra de Dios en la conversión de un alma. . . es una obra más gloriosa que la creación del universo material entero.

Habiendo resumido el tema en general en estos términos, Edwards también trató con dos asuntos particulares relacionados al avivamiento que son especialmente pertinentes para nosotros hoy: Las tácticas de Satanás en los avivamientos y el papel de la oración en el avivamiento.

Las Tácticas de Satanás en Avivamientos

1. El primer y peor enemigo de los avivamientos es el orgullo espiritual. El adversario es el príncipe del orgullo. Edwards declaró, “[El orgullo] es la puerta principal por el cual el diablo viene a los corazones de los que son entusiastas para el adelantamiento de la religión. Es la cala principal del humo del pozo del abismo”. Dado a instrumentos humanos la gloria debida a Dios es sólo una maldición de ser evitada.

Edwards instaba la necesidad de la humildad y citaba el Salmo 25:9: “Dirige a los humildes en la justicia, Y enseña a los humildes su camino” (NBLH). Él indicó que el hombre espiritualmente orgulloso está más allá de la corrección porque él se estima de ya estar lleno de la luz espiritual.

 2. El segundo peligro que Edwards advertía contra eran las profecías y las visiones que personas reclamaban de haber recibido por la inspiración directa. Él indicó que, por la aceptación poco exigente de tal noción, el diablo tiene una puerta grande abierta para él. Una vez que este principio de la inspiración es aceptado, Satanás tiene la oportunidad de tener su palabra considerada como la regla infalible, con lo cual trayendo rápidamente la Biblia en el descuido y el desprecio.

Porque niveles elevados de la experiencia espiritual son comunes en los avivamientos, la tentación viene para hacer más de las experiencias internas apasionadas de lo que es justificado. Satanás especialmente tentará a algunos pensar que ellos son convertidos porque son condenados del pecado, pero la convicción no es lo mismo como el arrepentimiento.

Edwards indicó que la experiencia interna es una cosa mezclada. No es necesariamente pura y sin interés. Aún las experiencias espirituales más elevadas pueden tener defectos. Con la percepción retrospectiva, las experiencias apasionadas a menudo pueden ser reconocidas como teniendo elementos carnales. La verdad que la última prueba de la experiencia genuina es el fruto del Espíritu y de la práctica sana cristiana es establecido firmemente en su tratado Los Afectos Religiosos, donde el tema de la experiencia es analizada extensamente.

La Oración para el Avivamiento

Aparte de su tratado El Tratar Humilde que procuraba promover el concierto de la oración para el avivamiento, Edwards enfatizaba la importancia de la intercesión en Pensamientos Sobre el Avivamiento. Él razonó allí que la obra grande y gloriosa que había sido presenciado en el Primer Grande Despertamiento era en sí mismo un motivo principal para todavía orar por más grandes cosas. Él pasó a mantener:

Es la voluntad de Dios que las oraciones de Su pueblo deben ser un medio principal grande de continuar los diseños del reino de Cristo en el mundo. Cuando Dios tiene algo muy grande en cumplir para Su Iglesia, es Su voluntad que allí lo debe preceder las oraciones extraordinarias de Su pueblo, como es manifiesto por Ezequiel 36:37: “Aun seré solicitado de la casa de Israel, para hacerles esto”. Y es revelado que, cuando Dios está a punto de cumplir grandes cosas para Su Iglesia, Él empezará por un derramamiento notable del espíritu de gracia y súplica (Zacarías 12:10 – NBLH). Si no habemos de esperar que el diablo debe salir de una persona en particular, bajo una posesión corporal, sin la oración extraordinaria, ni sin la oración y el ayuno, ¡cuánto menos debemos esperarlo que sea arrojado de la tierra y el mundo sin ello! ¿Cómo, entonces, debemos orar por el avivamiento mundial? Cuando ya lo hemos visto, si el diablo es de ser arrojado de sus fortalezas, habrá la necesidad para la oración y el ayuno por la Iglesia.

Edwards tenía una visión extensa para el mundo. Si Edwards pudiera haber leído lo que es ahora un libro al lado de la cama para muchos, a saber Operación Mundial, él habría estado asombrado. Ahora tenemos a nuestra orden el conocimiento en detalle de cada nación y provincia bajo el sol, cuarenta a cincuenta veces más que podrían haber sido reunidas en el año 1750.

¿Cómo debería esto afectar la manera como oramos? Parte de la respuesta es que deberíamos responder a las necesidades que nos rodean. Es de mucha ayuda de la información preparada cuidadosamente, nación por nación, de preceder tiempos de oración. Deberíamos pensar en términos de mucho más tiempo dedicado a tales ejercicios y para las iglesias venir juntos para temporadas especiales de oración.

Conclusión

Cuando oramos, es importante apreciar que mientras los principios implicados en el avivamiento son siempre los mismos, sin embargo Dios se mueve de modos inesperados. Él obra de varios modos en sociedades diferentes, y cada avivamiento tiene sellado en ello “Hecho en el Cielo.” Este aspecto de la originalidad divina es importante. En su tiempo y en su estilo, cada avivamiento tiene el genio divino como su Sello. Cuando miramos a los avivamientos en la historia, somos obligados de hacernos para atrás y decir, “Esto no podía haber sido hecho por hombres, ni podían los hombres en su mejor alguna vez haber concebido tales creaciones espirituales – que es lo que los avivamientos verdaderos son en esencia.”

Seguramente, esto es nuestra responsabilidad no sólo para orar por los avivamientos sino también prepararnos teológicamente para ellos. En este aspecto los escritos de Edwards son muy útiles. Como él tenía la gloria de Dios para ser el supremo fin de todas las cosas, así nosotros también. “Porque de él, y por él, y en él, son todas las cosas. A él sea gloria por los siglos. Amén(Romanos 11:36).

Erroll Hulse, Give Him No Rest, Evangelical Press. Used with permission.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores

%d personas les gusta esto: